El peligro de los piercing orales

La Academia Dental Americana (ADA) alerta de que los piercings son una forma popular de expresión personal, que ‘a priori’ pueden parecer algo atractivo, si bien el perforarse la lengua, o los labios, por ejemplo, puede interferir en el habla, en la masticación, o en la deglución.

Según declaraciones de Jaime Jiménez (secretario tesorero de SEPES, director Médico de la CLínica CIRO, Presidente de la Comisión científica del COEM y responsable del área de Implantología de la UEM) a Infosalud, en los últimos años ha descendido esta moda, detalla que las cuatro zonas donde los piercing orales se pueden colocar son: lengua, labio, frenillo y en los dientes.  «Es muy importante tenerlo bien controlado y el odontólogo tiene mucho que decir en estas zonas porque generan muchas veces traumatismos en los dientes. Se trata de un metal que de forma inconsciente traumatiza el diente genera golpecitos en el mismo, lo que acaba dañándolos…

Pincha aquí para leer más sobre la lesiones y peligros de los Piercing según explica Jaime Jiménez.

«Es muy importante que todo el proceso de colocación de un piercing oral esté controlado por un odontólogo siempre para verificar que no haya bacterias activas en la boca, y para que durante la cicatrización un profesional sanitario prescriba pomadas médicas»

Jaime Jiménez

¿Cuáles son los riesgos de realizarte una piercing en la lengua?

Aunque es un procedimiento menor que por lo general no representa mayores complicaciones, es necesario que la persona que lo realiza tenga un conocimiento extenso de la anatomía lingual y los riesgos y complicaciones que podría acarrear la intervención.

Las complicaciones más habituales que se pueden presentar durante el procedimiento son las siguientes:

Infecciones asociadas

El medio en el que se encuentra la lengua, húmedo y cálido, es un ambiente propicio para el crecimiento bacteriano. Y no es un misterio que la boca presenta un sinnúmero de bacterias asociadas.

Al insertar un piercing en la boca abrimos un medio para la multiplicación de las bacterias y su acceso a nuestro organismo. Sin un cuidado adecuado podemos lograr que se produzca una dolorosa y molesta infección.

Perforar algún nervio o vaso sanguíneo cercano
Piercing de la lengua infectado, que hacer? - YouTube

Durante la perforación será necesario tener un cuidado extremo para evitar perforar algún nervio o vaso sanguíneo. Esto, podría producir algún tipo menor o mayor de anestesia de la lengua, dificultad para comer o hablar, cambios en la percepción de los sabores o problemas en el movimiento de la lengua y hemorragias.

Daños en encías y dientes

Este tipo de daños se asocian más con el movimiento de la joya después de ser colocada que con el procedimiento en sí. Por lo general, dependen más del lugar en el que se realiza la perforación.

Un golpe fuerte con un aro metálico puede llegar a crear fracturas en los dientes, especialmente los anteriores o tal vez rayar el esmalte.

Razones para no ponerse un piercing en la boca – Clinica Dental ...

El movimiento continuo de la joya, especialmente aquellas que se ponen en la punta de la lengua, suele estar asociado con retracción gingival lingual o inflamación de las encías de los dientes anteriores. En casos muy graves las retracciones pueden llegar a producir la caída de los dientes. 

Piercing bucal perjudicial para tus dientes - Amora Clínica Dental
Inflamaciones en los tejidos blandos

El piercing lingual puede no solo causar inflamaciones en la lengua después del tratamiento, sino también en las encías. Especialmente aquellos que se colocan en la punta de la lengua. En algunas ocasiones su movimiento continuo también puede causar traumas en la mucosa del paladar o tejidos vecinos.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Te puedo ayudar?
Hola!!
¿Podemos ayudarte?