En España se colocan entre 1,2 y 1,4 millones de implantes al año


• La pérdida dentaria es la causa principal de la necesidad del uso de implantes.

• Es importante que tras la colocación de los implantes dentales se lleven a cabo una serie de cuidados específicos.

25 millones de habitantes han perdido, al menos, un diente en nuestro país. El Consejo General de Dentistas recuerda que el objetivo principal de la implantología oral es recuperar la funcionalidad de la cavidad bucodental y no solo algo meramente estético.

La media de dientes en adultos jóvenes (de 35 a 44 años) en nuestro país es de 26 dientes y en adultos mayores (de 65 a 74 años) de 17 dientes, de los 32 dientes totales. Como consecuencia, cada año se colocan en España entre 1,2 y 1,4 millones de implantes por pérdida dentaria.

Tipos de implantes y cuidados

La mayoría de los implantes dentales están compuestos de titanio o zirconio y se introducen en el tejido óseo, simulando la raíz del diente perdido. Hay varios tipos de implantes:

– Unitario: sustituye a un solo diente y ayuda a mantener el hueso sano, mediante una estimulación constante similar a la del diente natural.

– Puente implanto-soportado: cuando falta más de un diente, el puente fijo puede apoyarse en implantes para evitar dañar los dientes sanos.

– Arcada completa: cuando hay que reponer todos los dientes de una arcada, algunos pacientes prefieren que la prótesis quede sujeta mediante implantes.

Una vez colocado el implante, se habilita una prótesis temporal durante el periodo de osteointegración, es decir, durante el tiempo que tarda el implante dental y el hueso en unirse de forma sólida. Este proceso puede durar de 3 a 6 meses. El dentista será quien determine, mediante radiografías de control, si la integración es correcta.

Es muy importante que tras la colocación de los implantes dentales se lleven a cabo los cuidados pertinentes:

– Si hay sangrado en la herida, colocar una gasa seca presionando la zona durante 15-20 minutos.

– Si la zona se inflama, aplicar frío desde el exterior de la cavidad oral y, si lo prescribe el dentista, tomar analgésicos o antiinflamatorios.

– Seguir una dieta blanda y evitar tomar alimentos muy fríos o calientes.

– Evitar el tabaco y el alcohol, ya que pueden provocar el fracaso del implante.

– Ser estrictos con la higiene oral, siempre utilizando un cepillo ultrasuave quirúrgico.

– No realizar esfuerzos físicos durante la semana posterior a la cirugía y mantener la cabeza elevada al dormir.

“Tras la intervención el paciente deberá realizar las consultas postoperatorias con el dentista para comprobar el estado de la cicatrización, retirar las suturas y comprobar la adhesión del implante en el hueso. Cuando el implante esté integrado, se tomarán las medidas para confeccionar, el puente o la prótesis a medida y se llevarán a cabo varias pruebas de ajuste antes de la colocación final. Como con todos los tratamientos dentales, las revisiones periódicas y el seguimiento de los implantes colocados es primordial”, explica el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Te puedo ayudar?
Hola!!
¿Podemos ayudarte?