Los Registros Clínicos en la identificación de pacientes

La doctora Lupe Salazar Zurita, Presidente de la Federación Odontológica Latinoamericana (FOLA), organización gremial que agrupa a las asociaciones odontológicas nacionales de América Latina, comenta sobre la importancia de los registros clínicos de los pacientes.

Los registros clínicos odontológicos se han utilizado tradicionalmente como medio de diagnóstico para elaborar planes de tratamiento y programas de ejecución en donde se incluyen actividades de prevención, curación y rehabilitación. Estos nos auxilian a tratar y corregir las enfermedades prevalentes de la cavidad bucal, cono son las caries, la enfermedad periodontal y las malas oclusiones, con fines curativos y preventivos.

Sin tomar en cuenta que hay registros clínicos que son fundamentales para la identificación de los pacientes post-morten, colaborando a la comprobación de ciertos delitos y aportando datos valiosos en la solución de los procesos legales.

La observación de estos registros clínicos nos permite facilitar la identificación de los pacientes a través de sus medidas mandibulares y, en caso de ser necesario, facilitar la comparación de los registros clínicos ante-morten con los registros clínicos post-morten.

Es necesario que los estudiantes de odontología, cuando realizan su práctica profesional en las clínicas de las facultades, desarrollen la competencia fundamental y específica de tomar con exactitud los rasgos sexuales diagnósticos en el cráneo y que dominen la técnica de medición mandibular.

Esto nos permitiría tener datos más precisos y concretos para poder colaborar a la comprobación de las identidades y aportar datos valiosos en casos legales donde la odontología forense juega un papel fundamental.

Los instrumentos necesarios para este registro están vinculados en la ficha clínica con los valores de la altura, anchura, longitud de la rama mandibular y la anchura bigoníaca de los pacientes. Para esto se utiliza la radiografía lateral del cráneo. La medición de la rama mandibular se realiza con el auxilio del trazado cefalométrico y la aplicación de un programa computarizado. Para el contraste de las mediciones se recurre a la utilización de la fórmula de Buiskstra & Ubelaker (1994).

Leer más: https://la.dental-tribune.com/news/una-apuesta-por-la-formacion-integral-de-la-odontologia-en-latinoamerica-2-2/

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Te puedo ayudar?
Hola!!
¿Podemos ayudarte?