“Reconocer que somos vulnerables nos ha cambiado a todos”

Hablamos con Mariela Padilla, líder de opinión, profesora asociada y subdirectora de los programas de educación en línea de la Herman Ostrow School of Dentistry de la Universidad del Sur de California en Los Angeles, sobre cómo manejar los nuevos cambios en la Odontología provocados por la pandemia de Covid-19.

¿Cómo ha cambiado su práctica/institución la pandemia de Covid-19?

El reconocer que somos vulnerables nos ha cambiado a todos. La pandemia mundial ha sido sin duda una oportunidad de vernos a nosotros mismos y evaluar nuestras fortalezas y debilidades. Como personas, recordamos que la vida es frágil y que debemos tener todos nuestros asuntos en orden. Como profesionales del campo de la salud, reforzamos nuestra responsabilidad de ofrecer atención en ambientes seguros. Como docentes, entendemos que debemos formar un recurso humano con la capacidad de adaptarse y responder a circunstancias y situaciones complejas. Los principales cambios que he implementado durante este tiempo, muchos de los cuales se han convertido ya en parte de la vida cotidiana, incluyen:

Mayor conciencia del entorno con el fin de identificar situaciones de riesgo tanto para mí y mi personal como para mis pacientes y estudiantes.

Implementación de las recomendaciones de los CDC (Center for Disease Control and Prevention) en lo que respecta al distanciamiento, uso de barreras en ambientes sociales y clínicos, inclusión de toma de temperatura y oximetría como parte del tamizaje en cada cita, y, utilización de telemedicina y teleconferencia siempre que sea posible.

¿Cuáles son los aspectos positivos y negativos de este cambio?

Como administradora de programas educativos en línea antes de la pandemia, un gran salto cualitativo durante este tiempo ha sido el entrenamiento global y la aceptación del uso de los recursos virtuales en la vida académica y en la práctica odontológica. Por supuesto que hay costos asociados con los nuevos protocolos, pero al final del día, aprendimos que podemos seguir adelante y que la educación y la atención odontológica no tienen porqué detenerse.

¿Qué tipo de medidas de bioseguridad tiene ahora su clínica?

Aquí el detalle es tener un buen balance y utilizar las medidas en forma apropiada. Los lineamientos de las organizaciones odontológicas y reguladoras de salud son claros y las decisiones deben tomarse de manera informada. Las medidas responden a las características particulares de cada lugar, así como al tipo de pacientes y procedimientos, pero en forma general podemos incluir: controles a nivel de infraestructura (por ejemplo, espacios divididos, filtros para el aire, manejo de aerosol, flujo de entrada y salida de usuarios), control de pacientes (cita telefónica previa, reducción de uso de salas de espera, tamizaje a la entrada, aumento en los tiempos entre pacientes), barreras personales apropiadas (gabachas de manga larga, respirador, cobertor de cabello, visor), y uso de telemedicina para consultas que no requieren procedimientos. Las clínicas dentales son ahora espacios más parecidos a salas quirúrgicas. De nuevo, lo importante es seguir lineamientos con evidencia y tener como prioridad la protección del personal y pacientes.

¿Están los pacientes conscientes de estas medidas?

Los pacientes no solamente son conscientes, sino que se han convertido en supervisores. Ellos mismos preguntan de antemano acerca de las medidas de protección, y en general, son respetuosos de las mismas.

La doctora Padilla en su oficina en Los Angeles, desde donde dirige los programas de educación online de la Escuela de Odontología de la Universidad del Sur de California.

¿Cuáles son los efectos de la pandemia en la enseñanza y la formación de alumnos?

Para mí, la pandemia nos ha enseñado a todos a ser más flexibles, innovadores y conscientes de los distintos procesos. Esto definitivamente va a traducirse en una generación de profesionales formados bajo circunstancias complejas, que han sobrevivido el estrés del entorno y han sido marcados por la pérdida de seres queridos. Los alumnos han mostrado resiliencia, y en general, han logrado continuar su formación alcanzando no solamente estándares profesionales, sino además competencias esenciales como empatía y adaptabilidad, indispensables para la provisión de salud a todo nivel.

¿Cree que tecnologías como la Inteligencia Artificial o la Realidad Virtual pueden mejorar las prácticas sobre paciente?

El uso de algoritmos para predecir diagnósticos y respuesta a tratamiento como parte de la medicina individualizada, ofrece una mayor eficiencia para el manejo de muchas condiciones. Con la universalización del uso de expedientes electrónicos estamos a un paso de tener suficientes datos para lograr validar este tipo de procesos. Esta es otra área que la pandemia ha potencializado.

“Los grupos pequeños online posiblemente sean más efectivos para promover la participación”.

¿Cómo se informa ahora sobre congresos, cursos, avances clínicos?

Las redes sociales se han convertido en un medio de comunicación muy poderoso, ofreciendo a los usuarios información que responde a su perfil. Sin embargo, creo que es importante que cada quién tome decisiones con respecto al tipo de información que desea recibir. Me parece que una estrategia viable es seleccionar unas cuantas organizaciones o cuentas serias y seguirlas, en vez de esperar los anuncios que tienen un carácter más comercial.

¿Con qué frecuencia ve charlas por Zoom o Webinars?

El uso de la teleconferencia es ahora parte de la vida profesional cotidiana, por lo que las distintas modalidades de educación en línea tienen un rol importante para el desarrollo profesional. La frecuencia depende del interés de cada quien y los requerimientos de su trabajo y membresías. Por ejemplo, si la meta de un profesional son 120 horas de educación continua al año, tiene que lograr 10 horas por mes y tendrá que decidir la forma en la que distribuye ese tiempo entre actividades en línea y presenciales.

¿Cree que son útiles estas conferencias online o que han llegado a un punto de saturación?

Son útiles, pero hay que buscar un buen balance para que sean interactivas. Los grupos pequeños posiblemente sean más efectivos para promover la participación.

¿Qué es lo más importante ahora para usted a nivel profesional?

¡Esperar lo inesperado y prepararse de la mejor manera posible para hacerle frente a una realidad cambiante!

NOTA EDITORIAL: La Dra. Mariela Padilla, odontóloga y máster en educación, es profesora asociada y subdirectora de los programas de educación en línea de la Herman Ostrow School of Dentistry de la Universidad del Sur de California en Los Angeles. Para información acerca de las maestrías en línea de USC, visite ostrowon.usc.edu.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Te puedo ayudar?
Hola!!
¿Podemos ayudarte?