Se puede cuadruplicar la tasa de alcohol sin beber, por el ‘efecto Listerine’:

Según los expertos, el enjuage bucal tiene alcohol que en aire expirado puede confundir al alcoholímetro y dar más de un susto a los conductores. 

El enjuage bucal puede causar más de un problema al conductor si lo toma por las mañanas para lavarse los dientes y acto seguido, se topa con un control de alcoholemia. Seguramente, dará positivo y superará con creces la tasa permitida. 

El enjuage bucal tiene alcohol que en aire expirado puede confundir al alcoholímetro y dar más de un susto al conductor

Gemma del Caño (farmacéutica y divulgadora)

No obstante, ante esta situación, el agente puede advertir que el alcoholímetro no coincide con la realidad. “Hasta una tasa de 0,35 mg/l el olor a alcohol es indectectable, pero a partir de 0,45 el conductor abre la ventanilla y la halitosis es notoria. Entonces, es cuando puede darse el caso de que haya utilizando enjuage bucal”, explica un agente de Tráfico de la Guardia Civil. 

15 minutos

¿Qué se hace en estos casos? El agente deberá practicar un segundo control de aire y de seguir dando positivo, el conductor deberá hacerse una prueba de contraste en el hospital más cercano para evitar la multa y el delito. Pues a partir de 0,60 mg/l se instruyen diligencias y se puede imputar un delito penal. 

“El efecto del enjuage bucal puede durar unos 15 minutos en la boca, el usuario puede darse cuenta cuando lo utiliza: el sabor permanece en la boca durante un tiempo. Al final es un susto, no pasa nada, es más el tiempo que pierde el conductor en hacerse la prueba en el hospital”, sostiene este agente de Tráfico. 

Si quieren evitar más de un susto por la mañana, cuando te desplaces en coche, tal vez sea mejor utilizar pasta de dientes y dejar el enjuage bucal para antes de dormir. 

FELIZ VERANO

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat