Trabajar a 30 centímetros de bocas ajenas

Los odontólogos denuncian falta de equipos de protección y temen que se disparen los contagios de profesionales.

La crisis del coronavirus ha convertido la odontología en una profesión de riesgo. Los dentistas trabajan a 30 centímetros de bocas ajenas, la principal vía de transmisión de la covid-19 a través de microgotas que se expulsan al estornudar o al toser. No han sido unas semanas fáciles, admiten los dentistas: llevan dos meses en un limbo, como servicios esenciales, pero solo para urgencias; sin ninguna mención expresa en los BOE a sus clínicas y obligados a enviar al Ministerio de Sanidad unos equipos de protección que también necesitan para tratar a los pacientes que les llegan. Los profesionales denuncian que el desabastecimiento de equipos de protección persiste y temen más contagios entre ellos en la desescalada.

“Nos sentimos abandonados por las autoridades. En ningún momento se han tenido en cuenta las características del virus y de la actividad que hacemos. Trabajamos muy cerca de la cara continuamente, durante tiempos prolongados, y algunos tratamientos generan aerosoles. Somos profesionales de alto riesgo, los más expuestos”, protesta Antoni Gómez, presidente del Colegio Oficial de Estomatólogos de Cataluña (COEC). En España hay cerca de 40.000 dentistas, la mayoría en el sector privado. Existen 25.000 clínicas y solo el 3% de los facultativos trabajan por cuenta ajena.

Leer noticia completa

https://elpais.com/sociedad/2020-05-06/trabajar-a-30-centimetros-de-bocas-ajenas.html

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Te puedo ayudar?
Hola!!
¿Podemos ayudarte?